Qué es Orgánico

Vino 100% orgánico

Un vino es 100% orgánico cuando es elaborado con uvas cultivadas orgánicamente y cuando en su proceso de vinificación y elaboración no se han adicionado sulfitos ni ningún otro producto químico.

Más allá de lo que la legislación de cada país defina al respecto, lo cierto es que un vino es 100% orgánico cuándo proviene de uvas cultivadas orgánicamente y en cuyo proceso de vinificación y elaboración no han sido añadidos sulfitos (denominado también anhídrido sulfuroso, dióxido de azufre o S02) ni ningún otro elemento químico ajeno a la uva de la cual proviene el vino.

Por lo tanto, existen vinos elaborados con uvas orgánicas y con adición de sulfitos; y vinos elaborados con uvas orgánicas y sin adición de sulfitos, siendo estos últimos los únicos vinos que son 100% orgánicos. En Viña Teillery contamos con ambas líneas de vinos, según las preferencias y estilo de vida de los consumidores. El año 2014 fuimos reconocidos por El Mercurio -principal periódico chileno- como una de las viñas más innovadoras del país, dado el desarrollo y comercialización de nuestros vinos 100% orgánicos.

Viña Teillery y su preocupación respecto de los sulfitos

Nuestro interés por los vinos totalmente naturales surge en la época universitaria de nuestro enólogo José Teillery, quien presentó su tesis “Evitando el uso de dióxido de azufre en los vinos”.

“Si bien los beneficios del dióxido de azufre en la vinificación y conservación de los vinos son muchos e importantes, tiene desventajas cuando se utiliza en altas dosis. Esto ha llevado a los investigadores a buscar uno o más productos para reemplazarlo, si no totalmente, al menos parcialmente, para la conservación de los vinos secos y dulces”.

Así comienza la tesis presentada por José Teillery en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Chile (1964) y luego en su post grado en la Universidad de Bordeaux (1966).

Ya en esos años había un gran interés en el ambiente enológico de eliminar, o por lo menos reducir, el uso de este producto químico como conservante de alimentos en general y del vino en particular. Los resultados de este estudio indicaron que las dosis de SO2 solo se podrían reducir mediante la sustitución de su acción con otras sustancias químicas, lo que no es ideal cuando se trata de eliminar, tanto como sea posible, elementos ajenos a los que la comida contiene de forma natural. Sin embargo, el conocimiento avanzado que poseemos hoy sobre los diversos factores que influyen en la conservación del vino y el enorme progreso tecnológico posibilitan la producción de vinos absolutamente libres de SO2.

De esta forma, un vino es 100% orgánico cuando es elaborado con uvas orgánicas y en el proceso de vinificación y elaboración no se adicionan sulfitos ni nada ajeno a las uvas con las que el vino es producido.

Infografía

ELABORACIÓN VINOS 100% ORGANICOS, SIN SULFITOS ADICIONADOS
Cultivo Orgánico de la uva
Molienda de uvas
Fermentación Alcóhólica, Maloláctica y Almacenaje vino
Embotellado
Consumo Saludable

Vinos 100% Orgánicos, sin sulfitos adicionados. ¿Por qué?

Hay una creciente demanda de ellos, tanto de consumidores conscientes de su salud como también de aquellos preocupados por la calidad del vino y de su origen.

El anhídrido sulfuroso (sulfito o SO2) es el aditivo más controvertido y más ampliamente utilizado en la elaboración del vino. Se utiliza como un antiséptico (para eliminar los microorganismos no deseados, bacterias y levaduras) y como antioxidante (para evitar que el oxígeno eche a perder el vino).

También se usa muy ampliamente en otras áreas de la la industria alimenticia, sin embargo al parecer un número cada vez mayor de personas son alérgicas o sensibles a los sulfitos (erupciones cutáneas, dolores de cabeza severos o incluso aparición de ataques de asma). Junto con el alcohol en el vino, también se cree que contribuyen a esa sombría sensación del día después de haber tomado un par de copas de vino.

La mayoría de las botellas de vino, por ley, llevan el consejo alérgeno “Contiene Sulfitos” si es superior a 10 ppm (partes por millón), mientras que un vino 100% orgánico dirá Sin Sulfitos Adicionados, presentando sólo los sulfitos que la uva tiene naturalmente y que son incontables.

Respecto de su duración en el tiempo, según nuestra experiencia, los vinos sin adición de sulfitos envejecen tan bien como los vinos convencionales, y a menudo se beneficiarán si antes de tomarlos se decantan o airean, de manera de resaltar sus aromas frutales.